Saltar al contenido
Cultura Azul

Cerros y Montañas de El Salvador

Cerros y Montañas de El Salvador

El relieve de El Salvador es fascinante y constituye uno de los principales encantos de este pequeño pero al mismo tiempo gran país. Se pueden apreciar a lo largo de su geografía, imponentes volcanes y montañas, así como cerros, valles, lagos, costas y playas que adornan cada rincón de esta tierra maravillosa.

Todo ello enmarcado de manera magistral, por un cielo profundo que irradia una mezcla de colores inusuales. Sus hermosos amaneceres y atardeceres se hacen así inolvidables teñidos de tonos violetas, dorados y naranjas.

Los cerros son formas de relieve que generalmente no sobrepasan los 100 metros de altura. Las montañas, en cambio, sobrepasan los 600 metros de altura. Aquí entran también los volcanes. Dedicaremos atención especial al tema de cerros y montañas de El Salvador.

Cerros y Montañas de El Salvador

La Cordillera Volcánica, que forma parte del relieve de El Salvador, está dividida en dos cadenas: la costera y la interior. En la misma están los volcanes de mayor altitud.

Entre las dos cadenas hay 22 volcanes. Como una extensión de las cordilleras del Occidente de Honduras, en la parte norteña de El Salvador, hay tres imponentes montañas, a saber: Mitacomecayo, Chalatenango y Cabañas.

Lista de montañas y cerros de El Salvador:

  • Cerro El Pital

Es una montaña de 2730 metros de altura sobre el nivel del mar, la más alta de El Salvador y la tercera de Honduras. Está ubicada en el municipio San Ignacio en la zona fronteriza entre El Salvador y Honduras.

Este espectacular monumento natural funge como mirador ya que por su gran altitud se pueden divisar los bosques circundantes y las montañas de Honduras.

En el Cerro El Pital se pueden realizar diversas actividades al aire libre, ecoturismo, camping, observación de aves, orquídeas, escaladas, ciclismo montañero. Posee un micro clima nebuloso.

  • Cerro de Perquin o Morazan

El Cerro de Perquin tiene una altura de 1321 metros sobre el nivel del mar. Está ubicado en Perquin del departamento Morazan. Es un lugar ideal para disfrutar del aire puro de montaña, acampar, hacer senderismo y observar la flora y fauna del lugar.

A este cerro se le conoce también con el nombre de “Cerro Pelón”. Es un lugar muy buscado por los turistas por su gran belleza natural, hermosos árboles de pinos.

Este cerro fue alguna vez testigo y escenario de la guerra de El Salvador, por eso todavía se conservan en el lugar las trincheras, helipuertos, cráter de bombas, entre otros vestigios de ese tipo.

  • Cerro Chino

Esta montaña presenta una altura de 1146 metros sobre el nivel del mar. También es llamado de muchas formas tales como Cerro Cinolepec, Cerro Cinalepeque, Cerro Cinolepec, Cerro Los Muñecos y los Dos Cerros.

Se ubica en el departamento de Sonsonate en el municipio de Izalco.

  • Cerro Verde

Cerro Verde o Cuntelepeque está ubicado en Santa Ana, en la Cordillera de Apaneca. Es en sí un volcán extinto y su altura alcanza los 2030 metros sobre el nivel del mar.

Cuenta con hermosos senderos bordeados de una variedad increíble tanto de flora como de fauna. Se pueden realizar actividades relajantes como paseos, juegos al aire libre, o simplemente mecerse en hamacas y descansar con el sonido de la naturaleza como fondo musical.

La humedad de los suelos de Cerro Verde ha permitido que siempre esté su vegetación fresca y con un verdor profundo. También se encuentran allí alrededor de 127 especies de aves, así como variedad de anfibios, reptiles e insectos como la mariposa gigante.

  • Cerro de Las Pavas

El Cerro de Las Pavas mide 1676 metros sobre el nivel del mar. Es un lugar muy especial ya que además de estar adornado por su propia belleza natural hay en él una gruta que es un Santuario consagrado a la Virgen de Fátima. Por ello suelen ir muchas peregrinaciones cada año al celebrarse el día de dicha advocación mariana.

El Cerro de Las Pavas está ubicado en Cojutepeque municipio del departamento de Cuscatlán de El Salvador. Es un lugar de clima templado y de ambiente boscoso, ideal para admirar, por sus senderos, varias especies de flora como maquilishuat, amates, credos y marecacaos. También hay variedad de fauna con especies de animales propios del lugar.

  • Cerro El Pilón

El cerro El Pilón es una espectacular montaña que alcanza los 1600 metros sobre el nivel del mar. Se ubica en el departamento de Sonsonate en el municipio Juayúa.

En esta montaña se ofrece el servicio de alojamiento a los visitantes. Allí se puede encontrar una hermosa finca llamada “Los Pirineos”. Dentro de la finca se encuentra una casa muy bien equipada.

  • Cerro Guazapa

El cerro Guazapa tiene una altura de 1438 metros sobre el nivel del mar. Se encuentra situado en los municipios San José Guayabal y Suchitoto en el departamento de Cuscatlán y Guazapa en el departamento de San Salvador.

Esta montaña es un volcán extinto y fue escenario de la guerra civil de El Salvador entre los años 1979 y 1992.

  • Cerro Montecristo

Este cerro de 2418 metros sobre el nivel del mar se encuentra en el Parque Nacional Montecristo, municipio Metapán, departamento de Santa Ana. Los turistas pueden visitarlo y hay personal para atenderlos y guiarlos. Pueden practicar senderismo, se puede acampar y ascender a la montaña.

En este bello parque crecen árboles gigantescos de hasta 30 metros, de especies tales como el ciprés, el roble y el pino. En cuanto a la fauna de la zona, es muy variada y está compuesta principalmente por musarañas negras, ardillas, puercoespines y venados de cola blanca.

  • Cerro Miramundo

Otra denominación con la que se le conoce es la Montaña de la Soledad. Está ubicado muy cerca de la ciudad de Zacapa, a pocos kilómetros. Su vegetación predominante es la de matorral. Nueve kilómetros cuadrados de su área, en1956, fueron declarados como Parque Nacional.

Su altura llega a 2300 metros sobre el nivel del mar, considerándosele así como el segundo más alto de El Salvador. Desde su cumbre se puede observar de una manera excepcional todo el paisaje que lo rodea.

  • Cerro El Brujo

El cerro El Brujo está enclavado en el Caserío el Zapote, a sólo 4 kilómetros desde Metapán. Su altura es de 2140 metros sobre el nivel del mar.

Su nombre está envuelto en una leyenda que cuenta que hace muchísimos años se aparecían unas damiselas vestidas con vaporosos trajes blancos que cortaban el paso de las vías a los caminantes. De allí viene el nombre de esta montaña.

Sin embargo, hoy en día los turistas pueden acceder libremente al lugar y realizar tranquilas caminatas disfrutando de la vegetación y las agradables temperaturas que dan los árboles altísimos como pinos y robles.

El ascenso al cerro El Brujo se puede hacer con los implementos y vestimenta adecuada. Al comenzar, se puede observar un vestigio de una estructura de ladrillo, adobe y hierro de la época colonial.

Luego, a mitad de camino se puede continuar a pie o a caballo, o si lo desea, descansar en una cabaña junto al río, con un vigorizante baño en la Poza del Susto o en la cascada de agua fría.