Saltar al contenido
Cultura Azul

Atiquizaya

Atiquizaya El Salvador

Atiquizaya es un municipio y distrito del departamento de Ahuachapán. La extensión de su territorio es de 66,64 Km², limitando al norte con San Lorenzo y al sur con el municipio de Ahuachapán.

Se ubica a 599 metros sobre el nivel del mar, con una población superior a los 30.000 habitantes. Es considerada una de las principales ciudades del departamento de Ahuachapán.

Historia

En el idioma indígena náhuatl, Atiquizaya se traduce como “lugar de manantiales”, debido a la gran cantidad de manantiales que rodean la zona.

Esta población fue fundada por la tribu Pokomames; sin embargo, a finales del siglo XV, sus habitantes fueron asaltados por guerreros yaquis, quienes tomaron sus tierras y le otorgaron el nombre náhuatl que aún conserva.

Después de la colonización, este pueblo se convirtió en municipio de El Salvador en el año 1725, para luego declararse oficialmente como una villa en el año 1859 y, finalmente, como ciudad en el año 1881.

Economía

Al igual que muchas otras zonas de El Salvador, Atiquizaya es un gran productor de café y cereales. Por lo tanto, cuenta con un sector agrícola bastante prolífero.

Además, desde 2017 este municipio ha abierto sus puertas al desarrollo turístico para fortalecer la economía de esta región.

Artes y oficios

En busca de atraer la atención de los viajeros, en Atiquizaya se abrieron varias tiendas de artesanía, en la cual exponen los trabajos de artistas locales.

En dichas tiendas, se puede conseguir literatura nacional, pinturas, bisutería y, además, imparten talleres motivacionales y de oratoria.

Atractivos turísticos

El municipio de Atiquizaya es una de las ciudades más importantes del departamento de Ahuachapán, y cuenta con numerosos sitios de interés para los turistas.

Entre estos, destacan: El Salto de Malacatiupán, las piscinas de Ahuijuyo y Las Minas, y los restos arqueológicos encontrados en sus fincas.

  • Arqueología: En algunas fincas de Atiquizaya han sido hallados diversos fragmentos de objetos antiguos. Por ejemplo, se encuentra el Montículo del Cantón Pepenance, donde se encontraron ollas, vasijas y demás figuras en el lugar de la excavación.

Por otro lado, se encuentra El Cerrito, una elevación que fue excavada y donde se hallaron restos arqueológicos de las poblaciones indígenas y calaveras humanas. Si eres amante de la historia, seguramente esto llame tu atención.

  • Puente El Viejo: Esta enorme construcción que se ubica en el cantón Lomas de Alarcón, pasa por encima del río Agua Caliente. Su creación data del año 1800, con base de ladrillo y cal.

Sin embargo, el puente fue destruido por los enemigos del general Francisco Menéndez para dificultar el paso hacia Ahuachapán. Posteriormente, sería remodelado.

Bajo el puente se puede encontrar una poza de alrededor de 4 metros de profundidad. Por lo tanto, los visitantes aprovechan cruzar la estructura para lanzarse hacia el agua.

  • Salto de Malacatiupán: En la poza que se ubica bajo el Puente El Viejo, se encuentran dos ríos que se entrelazan. Uno es de agua fría, mientras que el otro es de agua cálida. Si sigues el curso de este enlace fluvial, te toparás con el Salto de Malacatiupán.

Su nombre, en idioma Náhuatl, significa “Templo Redondo”. Esta cascada, de aproximadamente 12 metros de altura, es la principal atracción para los turistas que desean algo de adrenalina. Además, es un sitio natural donde se puede disfrutar de la tranquilidad de las aguas termales.

  • Cuto Partideño: La leyenda cuenta que este era un renombrado ladrón que habitó una cueva que se ubica al pie de la cascada del Salto de Malacatiupán. Se dice que el ladrón golpeará a cualquiera que intente ingresar a su cueva, pues en ella se encuentran dos argollas de oro, desde donde cuelga su hamaca.
  • Formaciones naturales: Finalmente, el mayor atractivo del municipio de Atiquizaya son sus hermosos paisajes naturales. Por un lado, encontrarás la Barraca del Amate; un área con abundante vegetación y donde los cultivos del café prosperan enormemente.

Por otro lado, hallarás el Salto de la Periquera; el cual se ubica en el cantón de Izcaquillo y cuenta con algunas formaciones naturales muy impresionantes. Ambos sitios son perfectos ejemplos de donde se puede apreciar de la flora y fauna típica de El Salvador.

Cultura, folclore y tradición

Al igual que otros municipios de Ahuachapán, Atiquizaya posee un amplio repertorio de actos religiosos. En este territorio se celebra, durante la primera semana de diciembre, las Fiestas Patronales de Atiquizaya; en honor a su patrona, la Virgen de la Concepción. Durante estas fiestas, la ciudad es adornada y se realizan procesiones.

Misceláneas

Con 14 cantones y diversos sitios turísticos para visitar, Atiquizaya es un sitio espléndido para pasar unas vacaciones tranquilas y conocer un poco más sobre la cultura de El Salvador. Se puede acceder a Atiquizaya desde San Lorenzo, El Refugio, Turín y desde el municipio de Ahuachapán.

Contenido Relacionado: